28/06/2013 Mari Carmen (1934) nos habla sin tapujos de la duras condiciones de vida durante esa época y comenta cómo ciertos progresos tecnológicos, como la televisión, impulsaron el aislamiento en las casas y la menor interacción entre los vecinos, que, antaño, solían bajarse a la fresca del verano con las sillas para charlar amigablemente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *