Llegamos al final de nuestro paseo haciendo parada en el que fue el antiguo mercado de frutas y verduras, que Antonio (1949) conoció desde su infancia. Desde él nos despedimos con una pequeña reflexión sobre cómo ha cambiado Legazpi también en lo relativo a su paisaje sonoro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Antonio (1949) fue propietario del bar La Alcubilla, cerrado a día de hoy, pero situado en la glorieta de Legazpi, justo en la esquina de la calle Manuel Aleixandre. El establecimiento fue abierto por su padre en 1934, y gracias a su privilegiada ubicación y a unos horarios de apertura de casi 24 horas, hicieron que Antonio se convirtiese en testigo de un sinfín de transformaciones experimentadas en el barrio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El distrito de Arganzuela era conocido por ser altamente industrial. Carmen (1934) y Julio (1940) nos explican cómo era la zona de Legazpi, y su actividad ininterrumpida en los años previos al progresivo desmantelamiento que llegaría en la década de los sesenta, haciendo que este tipo de negocios se desplazase a las afueras de un Madrid en crecimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *