Pedro (1950), Ramón (1938) y Juan (1937) nos explican en qué consistían la labor de sus respectivos puestos de trabajo. Lo escuchamos en el orden que tenía lugar el proceso: empezando por el matarife (Pedro), siguiendo con el mondonguero (Ramón) y terminando por el casquero (Juan). Finalmente, Pedro nos explica, no exento de resignación, lo que supuso para él dedicarse a esta profesión.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

' : ''; ?>